Hermana mía

Hada poeta, pondría en tus manos el tibio beso de mi alma. Duende alado, ángel de ternuras quiero rodearte de esperanza. Yo querría rescatarte de la muerte mirar cada día la sonrisa y el brillo de tu mirada, esa paz que en ti crece. Quiero protegerte hermana mía acunarte en mi vientre y saber que cada mañana te columpias... Con tu sonrisa de niña.
©Noemí_Alas

 

 

Índice de poemas y escritos

A ti, amiga

¡Ay!... Esta Piel Por Tanto Beso Herida

Creer en el país de las hadas

Has Provocado

Imaginación

La mariposa que no podía volar

¡OH !

Palabras...

Pétalos de rosa

Por donde viajan las estrellas

¿Qué es el Amanecer?

¿Qué es Volar?

Quiero chatear "contigo Señor"

Una amiga

Un ángel a tu lado

 

El separador le subirá al Ìndice

A ti, amiga

A ti mi querida amiga, que me dices que te sientes sola. Sola a pesar de que tienes muestras de amor alrededor de ti.

¡Abre los ojos!

Hay mucha gente que te ama, posiblemente el egoísmo te impida recapacitar y crees que solamente tus cosas, tus asuntos son de sumo interés para todos y no te das cuenta que solo tú eres la culpable de alejar a todos de ti, porque siempre estás de mal humor, porque siempre refunfuñas que hace frío, que hace calor, que llueve, que el aire, en fin...

Tienes talentos y virtudes maravillosas; explótalas saca lo mejor de ti, siéntete amada por ti, solo así darás el primer paso para recuperar lo que eras, ¿que ha pasado contigo? Porqué dejas que los problemas te agobien de esta manera; vive.

Piensa y escribe tus logros, por mínimo que sea te darás cuenta de cuantas cosas importantes has hecho en tu vida, has aprendido a caminar, a sonreír, a amar, cosas tan sencillas pero son tus logros finalmente y tú tienes que festejarlos y estar orgullosa de ellos, no te sientas sola, si tienes a tu lado la persona que más te ama y no te has dado cuenta.

Piénsalo de ello y verás que es mucho más fácil ver y sentir cuantos más te aman también, esa persona de quien te hablo, ¡tú misma!

Ámate a ti misma, como tú quieres que te amen los demás.


 

 

¡Ay!... Esta Piel Por Tanto Beso Herida

¡Ay! esta piel por tanto beso herida,
esta música en tanta luz cegada,
esta ternura a solas escanciada,
esta verdad por tu fervor vertida,
esta palabra en sombras encendida,
esta caricia ardiendo derramada,
tu mirada bebida y escuchada,
tu silencio envolviéndome la vida,
todas las cosas que forman mi cielo:
el canto, la presencia de tu beso,
la voz que tiene cada anhelo preso,
los aleros del ave ahíta en vuelo,
tu sed lo enciende todo y me lo quema
con esa arrebatada espuma extrema.

El separador le subirá al Ìndice

 

 

Creer en el país de las hadas

Cree en los Duendes Hogareños
y se cumplirán tus sueños.
Cree en su magia y fantasía,
como crees en la noche y el día.
Cree en las hadas Madrinas,
no digas que son pamplinas.
Saltan y danzan sobre flores
y cantan bellas canciones.
Si crees fervientemente
y eres correcto y prudente,
siempre a tu lado estarán
Y por ti velarán.

Has Provocado

Tú has provocado emociones,
encendido estímulos, disparado instintos
que... dormidos y sepultados se encontraban,
y no conforme, te has metido sutilmente
por cada uno de mis poros...
momento a momento, segundo a segundo,
estas en mi mente, piel y corazón.

Tu has tocado sentimientos
que me lucían apagados,
desde hace tiempo atrás
colándote despacio, muy lento
pero firme, en cada breve espacio
de mi armoniosa existencia.

Lo más sorprendente es la forma en que lo has hecho,
me has dejado gratamente sorprendida, impactada y hechizada,
que jamás hubiese imaginado ni siquiera soñado, ni intuido...
La verdad, es que... es más elocuente la realidad que me haces
vivir que toda la ilusión que sobre ti, yo tenía.

Tu has hecho nacer un amor en mí, como nunca en mi vida,
pues la pasión estaba dormida, y como nadie,
vida mía has entrado en mí,
con la fuerza de huracán, la tenacidad de hierro,
y la dulzura de un Ruiseñor,
te has convertido en el dueño de mis días,
y el amante perfecto de mis noches, convirtiendo mi lecho
en blancas nubes que me elevan al cielo...
lo ves, ya no me desvelo y cómo? Sí tú,
no me das chance, ni me dejas tiempo!

Tu has llegado al fondo, nadando dentro de mí
como pez audaz y ágil, que conoce el inmenso mar
de mi ecuánime vida,
formándome un torbellino de sensaciones
encontrándome pérdida, ilusionada y llena de energía,
ardorosamente enamorada de tu galanteo, de tu aroma,
de tu compañía, tus caricias, y besos.
 

 

El separador le subirá al Ìndice

 

Imaginación

El espacio sueña.

Me sumerjo en el paisaje que la palabra teje, y el poema nombra.

Alcanzaré mi propia identidad, ¿soy yo la que inventa en el papel, o es él quien me configura?

Invadida de exilios, proyecto en la vigilia de la fantasía pequeñas islas flotantes, que no duermen, el escondido y tan presente archipiélago de la nostalgia.

Todavía sueño, y creo en las ilusiones de la vida. Como una mariposa, que con sus alas puede viajar al mundo de la fantasía.
 

La mariposa que no podía volar

Aquella mariposa era como todas las mariposas. Tenía un cuerpo largo y esbelto.

Sus antenitas se movían de un lado hacia otro nerviosamente. Sus alas poseían hermosos colores: verde, azul, amarillo, naranja y rojo. Tenían un polvito dorado que las hacía brillar intensamente cuando las tocaba un rayo de sol.

A simple vista, nada la diferenciaba de las demás y sin embargo, era diferente: No podía volar...

Cuando salieron del capullo, luego de un arduo esfuerzo, las mariposas empezaron a revolotear de un lado a otro, embriagadas por ese aire tibio que las rodeaba, ebrias de felicidad.

Ella no, se quedó en tierra, con las alas bajas, mirándolas. Todo su ser pedía elevarse e ir con sus hermanas. Pero no podía... Un peso enorme la ataba al suelo y le impedía remontarse.

Un dolor sordo le cerraba el pecho y casi no podía respirar. Quería volar pero sabía que no le era posible. Sus alas pendían a sus costados como adornos bonitos, mas inútiles.

Lágrimas de frustración se deslizaban por sus mejillas, caían sobre sus alas y las hacían brillar más aún.

Una mariposa se acercó, dichosa de vivir y le dijo entusiasmada:

-Ven con nosotras. ¡Esto es bellísimo!

-No quiero. Prefiero mirar. Así me divierto...

La mariposa la miró con curiosidad pero sus otras compañeras la llamaron y voló graciosamente, hacia ellas.

¡Qué largo es el tiempo cuando hay sufrimiento! Le parecía que los minutos eran horas y que estaba detenida en el tiempo.

No se dio cuenta que un sapo verde y feo se iba acercando con la evidente intención de cenar. Cuando lo vio ya lo tenía al lado, pegado a ella. Se sentía tan sola que agradeció la compañía y sin darse cuenta, sonrió.

El sapo que ya tenía la lengua extendida, se quedó tan sorprendido que cerró la boca, guardando su larga lengua.

Ella lo miró y no vio su enorme cuerpo cubierto de manchas y verrugas, sólo vio a un ser que rompía su soledad.

-Señor – le dijo – con voz temblorosa - ¿Usted también está solo?

El sapo la miró sin comprender. Vio las lágrimas que pendían de sus alas y notó su tristeza.

-Paseaba por ahí y te vi – dijo con voz insegura. Se aclaró la garganta.

-Mis hermanas andan por ahí, volando por primera vez.

-¿Y por qué no estás con ellas?

-Yo no puedo volar. Quiero... pero no puedo... No soy capaz.

-¿Por qué?

-No lo sé...

-Tienes miedo. El miedo te paraliza. No crees en tus propias fuerzas y si no lo intentas nunca sabrás si sos capaz.

-¿Y si no puedo?

-Si no puedes, no puedes. – Contestó el sapo con malhumor. – Pero a mí me gustaría saberlo.

-Espere.

La mariposa se puso de pie, extendió las alas, las agitó y su cuerpo se elevó a lo alto.

¡Qué placer! ¡Podía volar! El cielo se extendía y era suyo. La alegría la embargaba. Era feliz. Lo saludó con una graciosa reverencia y le gritó:

-¡Gracias!

El sapo la miró hasta que desapareció y luego siguió su camino. Sentía algo extraño en el pecho. Un calorcito desconocido pero también le dolía el estómago de hambre.

-Espero que si encuentro algo para comer, no me hable.

No encontró nada, ni un insecto... con hambre y resignación se durmió.

Esa noche soñó con hadas y mariposas, con bosques maravillosos... y fue feliz...

¿La mariposa? La mariposa se llevó algunos árboles por delante y se dio varios golpes pero no importa. Son los golpes de la vida vivida...

 

El separador le subirá al Ìndice

 

¡OH !

Sueño del enamorado
¿Eres tú? Medicina para el triste solitario.

Mágico cántico encantado.
Haces crecer alas entusiastas al corazón ilusionado.
¡OH! sueño del enamorado
¿Eres tú? Ráfaga fresca.

Reconfortante transformas
los pasos pretéritos en efímeras mocedades.

¡OH! sueño del enamorado
¿Eres tú? Siempre poetizando.
Es que siempre pasas como ráfaga apremiante.
Pero te alejas inevitablemente.
Sin que te alcance.
 

Palabras...

Si digo Pan ...
y mi poema no convoca
a los hambrientos a la mesa,
es porque la palabra ya no sirve
y la poesía exige otro lenguaje.

Si digo Amor...
y mi poema no provoca
una tormenta de besos y canciones,
es porque la palabra perdió su magia
y la poesía debe buscar una nueva voz.

Si digo Vida...
y mi poema no revienta
un alba de luceros y primaveras,
es porque la palabra quedó sin dioses
y la poesía debe estar al servicio del hombre.

Si digo Libertad...
y mi poema no revoluciona
la conciencia de los sedientos de paz,
es porque la palabra dejó de ser instrumento
y la poesía está obligada a cambiar de poetas.

Si digo hijo....

Sobran las palabras, ya que con mi amor por él, es suficiente.

 

El separador le subirá al Ìndice

 

Pétalos de rosa

Era una niña feliz
siempre hubo alguien
que la protegió y que nunca
dejó que ni el aire le hiciera daño.
Era frágil y fuerte a la vez
como pétalos de rosas...
La escarcha de la mañana,
la hacía más bonita todavía.
Y su padre la miraba y le decía...

-Siempre te querré mi pequeña-

Pero esa niña creció eh igual que ella sus pétalos
también; tuvieron que hacerse más fuertes...
Aunque algunos fueron cayendo en el camino
dejando su olor y su dolor...
Hoy esa niña es una mujer,
tiene ilusiones y una nueva rosa...
Volverá a soñar con sus pétalos.


 

El separador le subirá al Ìndice

 

Por donde viajan las estrellas  

Puedes estar bien con los demás, pero es importante saber cuán bien estás en soledad. Puedes querer manejar la vida de los demás, pero sólo si has sabido manejar la tuya desde la comprensión y la aceptación de tus errores y fracasos, comprenderás que ya no quieres manejar a los otros.

Nada vale por sí mismo, todo tiene un valor que está dado desde nuestras necesidades, deseos y aspiraciones, pero solo cuando hemos aprendido a mirar con los ojos del alma, todas las cosas y gente revelan que su valor está ligado al nuestro.

La felicidad no es eterna, aunque eterna es, ciertamente, la posibilidad de ser felices.

La felicidad no se compra ni se vende, pero siempre habrá un motivo para dar felicidad y recibirla en el camino.

Somos seres sociales, por lo tanto somos el producto de la relación entre hombres y mujeres que nos desearon para su felicidad de tal forma que hoy podemos tener nuestro legítimo intento, de repetir aquella hazaña, de encender una luz.

Amamos nuestra libertad sin embargo la perdemos a causa de querer encadenar a los demás a nuestro corazón. Nadie tiene a las nubes atadas con cadenas.

El amor no es vivir el uno para el otro, sino vivir para compartir la maravillosa experiencia de estar vivos y encontrar en cada tiempo la esencia que perfuma a la existencia con distintos matices y darle a la vida algo de lo que ella nos dio.

Para amar no necesitas más que disponer lo mejor de tu alma en el precioso jardín de los sueños del otro y saber que cada ilusión ajena es tan respetable como cualquiera que florezca en ti.

No busques que los demás te hagan feliz, comienza por amar, respetar y compartir lo que te han dado, luego sabrás cómo amar, respetar y compartir con el otro el mundo de los sueños con sus cielos luminosos y aún con los oscuros, entonces podrás pintar en la realidad de todos los días, un nuevo horizonte por donde viajan estrellas.
 

¿Qué es el Amanecer?

El amanecer
es ver nacer un nuevo día
es oír latir tu corazón
es contemplar tu sonrisa
es ver nacer una ilusión
es ver un rió correr
es oír un pájaro cantar
es sentir la lluvia al caer
es ver tus ojos brillar.
No es la noche ni el día,
no es el cielo ni el mar,
ni es tan siquiera el viento,
simplemente es el momento
en el que yo no te puedo olvidar.

 

El separador le subirá al Ìndice

 

¿Qué es Volar?

Es comenzar por tener un sueño
Es estar comprometido con ellos.
Es tener confianza en sí mismo
Es aceptar lo que no se puede cambiar
Es saber cambiar a tiempo
Es volver a empezar.

 

Quiero chatear "contigo Señor"

¡Hola Señor! sé que estás ahí, pues te he visto siempre en línea y hoy quiero chatear contigo, sé que a veces te dejo sin admisión, otras veces me pongo no disponible y casi siempre ausente para ti, pero yo se que tú siempre estás ahí conectado, con tu nombre en mayúsculas: DIOS...

Sabes Señor, sé que conoces mis angustias, todos mis problemas y como no me vas a conocer si tú me creaste, si en tu pensamiento nací, no hay cosa oculta para ti, es por eso que reconozco que he sido una tonta al querer pasar desapercibida delante de ti, Perdóname Señor.

Hoy quiero chatear contigo Dios.

Quiero escribirte que te quiero, que eres mi mejor amigo, darte los buenos días, cantarte una canción, extrañarte cuando no puedo verte, mandarte monitos que te hagan reír, escribirte mails y quizás contarte algo gracioso, sé que tú me aceptas así tal cual soy, sé que tú me amas antes de que yo te amara.

Ahora que me das de tu tiempo y puedo estar conectada contigo, quiero darte las Gracias por la vida que me diste, por la familia con la que me has bendecido, por mi trabajo, que está a mi lado, por las risas de las alegrías y aún por las tristezas de las penas... por todo Gracias Señor.

Tengo que seguir trabajando DIOS, pero a partir de hoy siempre te tendré en línea y antes que a nadie te daré los buenos días y al irme te diré, te veo en el camino o en casa porque se que Tú estás en todos lados. Fue muy bonito poder chatear contigo pues tus respuestas todas llevan amor, llevan misericordia y la compasión de un Padre a está siempre con su hija.

Bueno Señor, te dejo trabajar, sé que también lo haces aquí, estaré para lo que se te ofrezca, sé que a veces pides cosas que me cuestan pero jamás me pedirías cosas que no me ayuden si me llamas y no contesto mándame un zumbido para poder saber que eres Tú.

Tú eres el Amor más grande de mi corazón y de mi alma, Eres quien me levanta y quien me acompaña en el camino de estos momentos llamados vida...

Una cosita, Señor; déjame que te pida por todos los amigos maravillosos que he encontrado por este medio. Se que Tú los has puesto en mi camino, en mi PC y me llena de felicidad encontrarlos cada día, aquí conmigo.

Gracias SEÑOR.

El separador le subirá al Ìndice

 

Una amiga


Tengo una amiga que quiero,
Con todo mi corazón;
es una estrella en mi cielo.
Sólo un tenue resplandor.

Pero su luz ha bastado
para que mi alma dolorida,
Se sienta llena de vida
De mucha fe y esperanza.

Me ha llenado de confianza,
En un futuro mejor.
Me nutre con su fulgor,
Aunque es tal su lejanía
Que alcanzarla no podría
Por más intentos que hiciese.

OH, Señor, si un día pudiese,
Estrecharla entre mis brazos.
Devolverle paso a paso,
Lo que le quitó la vida.
¿Será posible que un día,
se produzca este milagro?

OH, Señor, si un día mi barco,
Rompiera sus ligaduras,
Y de mi mar de amarguras,
Pudiese por fin zarpar,
Para irse a navegar,
Hacia aguas más tranquilas
Y alcanzarla intentaría,
A mi estrella tan lejana.

Quizá al clarear la mañana,
De un esplendoroso día,
Llegue la mirada mía,
A encontrarse con la suya,
Y algo entre nosotros surja.
Que nos una gratamente,

Quizá descubra que siempre,
Nos habíamos conocido,
Que esto que aquí yo he sentido,
No ha sido una utopía.

Que si a pesar de la lejanía.
Nos hemos tanto atraído
Es que su alma siempre ha sido.
La gemela de la mía.
 

El separador le subirá al Ìndice 

www.000webhost.com