Índice de poemas

Amnesia

Constructos

Más allá, más allá

Presencia

Sinfonia bipolar

El separador le subirá al Ìndice

 

Amnesia

¡A qué saber!
si en todo participo en mi trayecto;
si abierto voy directo a mi destino,
no hay nada en el camino que lo cambie,
ni nada que me impida involuntario,
vivir testigo de aquello que acaece.

A veces mi ilusión de ser humano,
me impide verme diario en mi proceso;
festín del tiempo perenne inacabable.
suceso indefinible,
viajando en el espacio

¿A qué considerar si significo
si el ego me restriega sus hambrunas?;
y a luego lo inmortal del movimiento,
me indica lo perfecto del sentido,
que tiene de inmanente la ignorancia.

Añoro lo inmortal de las amnesias,
presencia de un estado indescifrable,
ajeno a episódicos momentos de abierto desafío
…. a mi silencio eterno,
…. a mi silencio amable.

Constructos

Palpitaciones,
indicadores son palpitaciones;
organísmica acción de mi conciencia,
que tiene la paciencia de medirse,
en los pulsos del siendo intermitente.

A veces lo verbal inconsistente,
no alcanza a describir tiempo tras tiempo;
suspiro más y se lo lleva el viento,
y mi visión reprime lo vigente.

A veces voy cambiando mis pasajes,
paisajes con sensuales variaciones,
que encuentran su textura,
en dérmica reacción de relectura,
y en el eco sonar de mis mensajes.

¿Acaso soy el siendo de mil voces,
de viscerales tierras encendidas?

Es mi entraña silente iluminada,
quemante asidua,
...a veces desgarrada,
por el flujo ondulante de emisiones,
y mi fuerza cargada de energía.

 

El separador le subirá al Ìndice

 

 Más allá, más allá

Poco a poco,
....en el cenit,
a lo que voy asido,
me tiene inmerso,
converso,
sumergido,
en el brillo de un halo.

Inhalo su inocencia;
aquello de la luz que va en silencio,
cuando te aviene a mi,
...estar asimilada;
es algo más que soplos,
de aquello que al murmullo,
se oculta en mi hondonada.

Es fábrica de sueños,
como banco de niebla;
donde el fulgor se afianza,
con la puerta sellada,
indestructible,
inmensamente eterno.

 

Presencia

Dejo entreabierta la puerta para escuchar tu respiro;
y que sientas que te miro
mientras duermes mi presencia.

Y que atestiguo en silencio tu sigilosa inocencia,
la suavidad de tu dermis,
la calidez de tus auras,
lo mullido de tu lecho.

Voy que me quedo en colapso con la mirada en absorto,
como insinuado en un rito;
como saberme bendito involucrado en tus hechos.

¿ Cómo atestiguo mi calma,
si lo que digo es alarma de tu pasión inclusiva?

Mi sigilosa presencia es oración de murmullos,
en ocasión de tu empeño;
como saberme invocado en la corriente del aire,
para cuidar de tu sueño,
como el susurro de mi ángel en el sensor de tu pecho.

 

 

Sinfonia bipolar ( A.R Shumann)

Andante ma non tropo:

Montaña de ilusión cedió ante mis ojales,

y sombras fantasmales sediciosas,

encontraron mi respirar en corto.

Mi pizzicato asunto sigiloso;

se regodeaba en rezos y versos oferentes;

y un clérigo del cielo en manto negro,

con sus manos plegadas,

goteaba sus rosarios con cuentas humectantes,

cantando el de profundis.

Sellaba escapularios en mi dorso,

con notas gregorianas de parafina ardiente;

dejaba un candelero proverbial,

en mi cuerpo cetrino.

Andante con tropo:

El ángel de mis vuelos se inmoló,

quebrándose los dedos vertebrados,

mi rostro lacerado del dolor,

sin alas peregrinas,

vio nacer al infante;

....y viví la tierra prometida

coronándome al fin;

y el malestar de llagas sucumbió,

al perfilarse brotes de mi ramas,

de tacto campesino.

Andante con brío:

Alguna vez sentí tatuaje digital,

en la señal eterna,

ahí donde la cruz del antifaz se junta;

el símbolo señal diferenciando luces,

encrucijado el puente,

...mi frente y mi nasal.

Mi cara ante los rayos de iluminantes dardos,

y el cuerpo pastoral de mi sonrisa;

desdeñan mis vacíos,

y lleno de liturgia religiosa,

que gozo en campirana cofradía,

sinfónicas me enuncian mis pasiones,

con dionisiacos cantos y apolíneo sentir.

Finale presto:

La vez desenfrenando ríos de risa,

y el beso que agoniza en noble gesto,

doy culto al viejo roble y a mis ruanas,

a mis rojizo mantra y a mi signos;

altivos, generosos, sensoriales;

de masa en su matriz,

y al fondo del lago de tus ojos,

de heurístico confín ilimitado,

bañándome de lustre,

mojado en tu barniz.

 

El separador le subirá al Ìndice

 

 

 

 

© Alea's World - Abril  2011