Sensaciones

Qué inefable me resulta el tema del tiempo
cuando el corazón no encuentra abrevadero
cuando indolente se apaga su trino lisonjero
y ya no se complace con la caricia del viento.

Pero qué grato es disfrutar cada momento
y hacer de esta vida un romance placentero
exhibir los sentimientos en todo su venero
y hacer del amor un decantado nutrimento.

Poco conviene dedicarle tiempo al tormento
y afectar el trato con lenguaje pendenciero
mejor resulta brindar la mano al compañero
y ofrendar auxilio cuando llegue el momento.

El cuerpo como el alma requieren de sustento
y es por eso que debemos evitar el desespero
es tan fácil hallar la dicha diciendo, te quiero
y sanar la cruel herida confesando, lo lamento.
 

 

 

 

 

© Alea's World  -  Abril  2011

www.000webhost.com